Piezas que cobran vida por sus inesperados detalles. Irresistibles juegos de bloques de color inspirados en el arte óptico. Esta firma es la indicada para toda mujer amante de experimentar -sin miedo- con las texturas y tendencias de temporada.
"Aburrido" es una palabra que jamás escucharás después de mencionar a Marco De Vincenzo, ya que este subversivo diseñador disfruta de "hacer que las personas miren dos veces" para entender sus creaciones.
¿Quieres saberlo todo?

"Aprendí a no estar contento nunca, y siempre esperar más de mí mismo"

Nacido en Italia, al cumplir los 18 se matriculó en Diseño de Moda en el Instituto Europeo de Diseño con el objetivo de desarrollar el dibujo, una de sus grandes pasiones de niño. Al terminar sus estudios tuvo la oportunidad de trabajar para una de las grandes casas de moda italiana: "Les debo mucho. Me dieron toda la libertad creativa con la que puede soñar un diseñador. Aprendí a no estar contento nunca y siempre esperar más de mí mismo".

"En un camino como el mío, la gente que conoces puede marcar la diferencia. Y yo he tenido la suerte de conocer a gente especial"

Pasaron 11 años hasta que De Vincenzo decidió a lanzar su propia firma en el 2009. “Sentí que diseñar bolsos no era suficiente”, cuenta. Para impulsar su nuevo proyecto se presentó al Who’s on Next italiano, el concurso para jóvenes talentos en moda organizado por Vogue. Ganó, y desde entonces se ha convertido en uno de los imprescindibles de la pasarela milanesa al lograr que la poderosa compañía LVMH se fijara en él e invirtiera en su firma. "En un camino como el mío, la gente que conoces puede marcar la diferencia. Y yo he tenido la suerte de conocer a gente especial...El juego siempre es más duro, pero yo me siento fuerte" afirma el italiano.

"...un interesante cruce entre el minimalismo y las artes decorativas"

Sus diseños reinterpretan con soltura los códigos del sur de Italia para entregar creaciones muy femeninas, pero con un tinte futurista que él mismo califica como “un interesante cruce entre el minimalismo y las artes decorativas”. Afirma que a su vez se inspira en las piedras y los minerales, “...siempre han formado parte de mí. También me apasionan la simetría y lo geométrico, la pureza de las líneas...Me gusta jugar con los colores de una forma muy gráfica”.

"Quería consistencia, coherencia, tomar un camino menos riesgoso...consolidando mis puntos fuertes"

El trabajo de Marco de Vincenzo tiene un subtexto artístico. Le encanta el Op Art, con sus movimientos, repeticiones y particiones matemáticas, como en las pinturas de Victor Vasarely; también favorece el sentido disciplinado del color y las superficies ilusorias luminosas de Ellsworth Kelly y Dan Flavin.
Sin embargo, De Vincenzo no se entrega a homenajes literales. Su combinación creativa transmite una actitud imaginativa, sazonado con un toque peculiar. Para Pre-Otoño,
el diseñador presentó una oferta compacta, manteniendo su firma mini-maximalista.
"Quería consistencia, coherencia, tomar un camino menos riesgoso...consolidando mis puntos fuertes ", explica.

El color es uno de los elementos clave de De Vincenzo, y este FW18 lo usó en una manera sutil y controlada, empleando texturas luminosas para transmitir una sensación de vitalidad y movimiento.La geometría es inherente a la estética exuberante de De Vincenzo.

Sus creaciones:

LA TRECCIA

El modelo Treccia se convertió en icono distintivo de la marca. Además de esta clásica sandalia, Marco de Vincenzo ha rinterpretado este concepto en una serie de modelos que comprenden una zapatilla y sandalias flat. Todos los modelos de Treccia son elaborados a mano.

BOTIN STRASS

Como elemento distintivo de los zapatos Marco De Vincenzo, ahora estos botines están asociados
con todo el mundo de la marca. La sensualidad y la singularidad del OPEN MID CALF BOOTIE se está presentando para la colección Pre Fall 2018 en el clásico color plata y ahora tambien en oro.

Marco es una estrella en ascenso y se está dando a conocer como un maestro de la fusión y la ilusión, eludiendo la extravagancia familiar de los diseñadores del sur de Italia, para entrar en un territorio desconocido que podría convertirlo en el favorito de "la mujer pensante".