Conocemos perfectamente los detalles artesanales que nos enamoran de Magnanni. Además de ser una de las marcas favoritas para caballero, nos transmite una auténtica pasión por la elaboración de calzado. Para que tus zapatos Magnanni conserven todas sus características de lujo el mayor tiempo posible, no hay como darles un cuidado profesional y adecuado; esta es la clave para que los artículos de piel conserven su brillo y luzcan siempre impecables, ademas de ayudar a prolongar su vida útil. Nosotros te mostramos los nueve pasos que Magnanni nos recomienda:

PASO 1: AGUJETAS
Retira las agujetas de los zapatos para evitar que se ensucien al realizar el mantenimiento.

PASO 2: PREPARACIÓN DEL ZAPATO
Inserta una horma de zapatos para estirar el cuero, así se crea una superficie de trabajo lisa y uniforme. Posteriormente, revisa cuidadosamente para ver si hay suciedad o depósitos de polvo.

PASO 3: CEPILLADO PREVIO
Usa el cepillo grande de pelo de caballo para aflojar y desempolvar cualquier suciedad y el cepillo más pequeño para alcanzar y limpiar las áreas de detalles más finos del zapato.

PASO 4: LIMPIADOR PARA PIEL
Agrega un poco de limpiador especial para piel a un paño suave de algodón. Aplica uniformemente en toda la superficie del zapato para preparar los poros de piel y posteriormente aplicar la crema.

PASO 5: CREMA PARA ZAPATOS
Con un paño nuevo, aplica la crema para zapatos uniformemente en la superficie. Frota la crema suavemente en movimientos circulares.

PASO 6: CEPILLADO POSTERIOR
Usa el cepillo de pelo de cerdo para crear fricción y que el pigmento pueda penetrar profundamente en los poros de la piel. Usa el cepillo más pequeño para llegar más facilmente a las áreas alrededor de la suela.

PASO 7: CERA
Aplica cera de zapatos para sellar la crema. Usa el cepillo de cerdas suaves de caballo para crear fricción y mezcla uniformemente el pulimento en el zapato para proteger el acabado y restaurar el brillo.

PASO 8: GUANTE DE PULIDO
Utiliza el guante de pana y cuero de gamuza para pulir el zapato con movimientos circulares hasta obtener el brillo deseado.

PASO 9: TELA DE ALGODÓN
Humedece un paño de algodón con un poco de agua. Úsalo para suavizar uniformemente el pulimento y nivelar el brillo que cubre la superficie del zapato.

RECOMENDACIONES FINALES:

  • Deja reposar tus zapatos unos minutos después de limpiarlos y antes de usarlos.
  • Evita el uso de jabones de calabaza, ya que son muy fuertes con las pieles por su alto contenido de sosa.
  • Cepilla tus zapatos suavemente antes de guardarlos para librarlos del polvo que acumularon durante el día.
  • Recuerda mantener tus zapatos y artículos de piel en un lugar fresco y seco

VER VIDEO COMPLETO:

Cuidado del calzado