Es el turno de los hombres, y es que no sólo a las mujeres les gusta vestirse bien. Existen infinidad de opciones para crear looks mucho más arriesgados de lo que hemos pensado; esta es la oportunidad para crear un estilo original y personal sin fallar en el intento.

La ropa de hombre explora la individualidad con productos experimentales y subversivos, así como con materiales y procesos novedosos. Vemos emerger diseños de formas libres, colores llamativos, nuevos acabados y técnicas ingeniosas.

Tendencia Estilo Magazine
Cada vez más, las grandes marcas están presentes en las publicaciones de redes sociales. Temporada tras temporada sus colecciones se convierten en distintas "revistas" distribuidas a través de los medios. Compitiendo por periodos de atención cada vez más cortos, los colores exuberantes y gráficos llamativos hacen que los productos cobren vida. Se busca crear un look con prendas creativas y toques de color, mientras que los básicos se mantienen simples.

En un estilo de vida totalmente digitalizado, la visión "En contacto" explora combinaciones poco convencionales. Las prendas técnicas se alejan de los gimnasios y se acercan a la vida diaria, lo que da como resultado ropa de rendimiento elegante, lujosa y también una versión de ropa de hombre más funcional.
Se van difuminando los límites entre lo formal y lo informal, al igual que los detalles novedosos van creando nuevos conceptos.

Tendencia Kitsch de verano
Los estampados "kitsch" clásicos de verano han alcanzado popularidad. Los looks de ”summer days" son ideales para días relajados, con un énfasis en las telas poco convencionales y sintéticas.

Por otro lado, las prendas clásicas tienen un toque artístico. Los materiales elegantes proclaman el regreso de una moda más romántica y en el estilismo destacan la comodidad y la sofisticación. Las temáticas vintage inspiran un toque emotivo, este estilo también podría denominarse "estadounidense familiar".

Tendencia clásicos artísticos
Los clásicos y la sastrería se modifican desde una perspectiva más artística. Una influencia simple de los años 50 se ejerce con siluetas y colores, al mismo tiempo que los detalles y decorados modernos confieren a las prendas un atractivo más audaz.
Los estilos característicos se convierten en lienzos sobre los que los diseñadores pueden plasmar ideas nuevas, la clave está en la artesanía y originalidad.

Ya están disponibles en Gran Via las colecciones más impactantes y novedosas.